Masiva movilización de metalúrgicos en San Nicolás

Escribe Pablo Busch

Furlán, en un impasse, dilata una huelga general y la ocupación de las siderúrgicas.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Unos 7.000 trabajadores metalúrgicos, acompañados por delegaciones sindicales y vecinos de la localidad, se manifestaron el día de ayer en la ciudad bonaerense de San Nicolás en reclamo de un aumento salarial para la paritaria metalúrgica. La medida, convocada por la UOM nacional, es la segunda marcha de una serie de tres; la primera fue en Campana -ciudad dónde está situada Siderca-, y la tercera será la semana próxima en Villa Constitución -dónde tiene su planta principal Acindar, Arcelor Mittal-. La movilización metalúrgica viene creciendo despues de dos movilizaciones realizadas en Campana y crece también el apoyo popular al reclamo de los trabajadores siderúrgicos, cuyos salarios están congelados desde el mes de noviembre. En la movilización se expresaron carteles en reclamo contra los despidos a trabajadores estatales, en particular del ANSeS.

La jornada comenzó con una concentración en las puertas de Siderar, la ex Somisa, planta del grupo Techint en la localidad, en la que se reunieron unos 700 trabajadores de la empresa. Con el correr de las horas comenzaron a llegar delegaciones de trabajadores siderúrgicos y metalúrgicos de todos lados: de la UOM Avellaneda -donde tambien tiene una planta el grupo Tenaris- de la UOM de Vicente López, de Campana, de San Martin, Quilmes, La Matanza, San Miguel, y del resto de las seccionales. De la provincia de Santa Fe participaron trabajadores de las seccionales de Santa Fe y Rosario. A lo largo del recorrido por la ciudad, la movilización recogió el respaldo popular de vecinos de la ciudad, además de delegaciones de trabajadores de otros gremios que se sumaron a la movilización.

La manifestación masiva de los trabajadores metalúrgicos es una respuesta contundente a la extorsión que llevan adelante las cámaras patronales, con el Grupo Techint a la cabeza. Consiste en no suscribir ningún acuerdo salarial desde noviembre, dejando los salarios sin actualizar en medio de una escalada inflacionaria que en tres meses sumó arriba del 75 %. De esta manera, buscan forzar a los trabajadores a aceptar aumentos salariales por debajo de la inflación. Además, como los pagos retroactivos de los meses adeudados se pagan ‘sin interés’, las patronales retardando al maximo la paritaria se ahorran un dineral. La respuesta a esta política extorsiva de Paolo Rocca y la Cámara Empresarial no empezó con las movilizaciones: los siderurgicos de la Rama 21 de la UOM ya realizaron tres jornadas de paros escalonados de 24, 48 y 72 horas.

En el discurso de cierre de la movilización de ayer, Abel Furlán anunció que de no cerrar un acuerdo en la próxima audiencia, se profundizarán las medidas, o sea que sigue aferrado a un acuerdo a la baja. La UOM de Villa Constitución anunció que arrancará con un paro por tiempo indeterminado la próxima semana; al congelamiento salarial y las suspensiones se le ha sumado una catarata de descuentos de parte de la patronal, Arcelor Mittal, por paros de líneas realizados por inundaciones de sectores y faltas de medidas de seguridad.

La política extorsiva de la patronal no se reduce a la rama siderúrgica: los salarios de la rama principal siguen sin aumentos desde el mes de diciembre. La UOM denuncia que las Cámaras están bajo una enorme presión del Grupo Techint para no firmar acuerdos que compensen la inflación, en línea con la politica del gobierno de no homologar paritarias firmadas por arriba de la expectativa de inflación del Ministerio de Economía. El Grupo Techint y el Gobierno de Milei actúan en tándem en esta batalla central para la clase obrera. La paritaria de la rama 17 se discutirá la semana próxima y ya con la conciliación vencida, puede entrar en huelga en común con los siderúrgicos.

Furlán denuncia a diestra y siniestra que las cámaras se amparan en una ‘crisis’ económica, que ha reducido drásticamente el consumo. En casi la totalidad de las plantas metalúrgicas hay suspensiones, adelantos de vacaciones o despidos. El mismo Furlán ha reconocido en C5N que la UOM perdió en tres meses de gobierno de Milei 8000 puestos de trabajo.

La Directiva de la UOM está soslayando la preparación de una huelga indefinida a sabiendas de que la burocracia de la CGT se ha puesto de acuerdo en impulsar una reforma laboral que reclaman las patronales, lo que la convertiría en una ‘columna vertebral’’ del gobierno de Milei.

Suscribite a Política Obrera