19 y 20 de septiembre: nuevo paro de Conadu Histórica

Escribe Diego Toscano

Agravamiento de la crisis de la burocracia entreguista.

Tiempo de lectura: 2 minutos

El lunes 19 y el martes 20 se desarrollará un nuevo paro de Conadu Histórica en contra del acuerdo salarial firmado por la burocracia sindical universitaria y el gobierno nacional.

Este acuerdo -como hemos denunciado en artículos anteriores- profundiza el derrumbe de los salarios y se encuentra inscripto en la línea de ajustes que lleva adelante el gobierno del FdT de la mano de Sergio Massa.

La firma del acuerdo por parte de la burocracia sindical no ha sido gratuita: terminó de fracturar a la Conadu de Yasky y ha levantado incluso críticas dentro de la FEDUN y de la FATUN, enroladas en la CGT.

El jueves 14, 12 sindicatos de CONADU se reunieron en un plenario de secretarías generales junto a los sindicatos de base de la CONADU Histórica para debatir un curso de acción. Este plenario acordó una jornada de lucha común para el 19 y 20 de septiembre. Un plenario posterior de Conadu Histórica votó realizar esta jornada con un paro total de actividades de 48 horas.

El plenario también emitió un escueto documento que no denuncia al gobierno ni a la burocracia sindical, ni plantea ninguna continuidad a la lucha salarial y presupuestaria que está en curso. El único sindicato que no firmó el documento fue ADIUNT.

La ruptura de CONADU expresa, de un modo deformado, el profundo descontento que recorre a la docencia universitaria con esta burocracia sindical entreguista. El sector que lidera esa ruptura, sin embargo, no busca abrir un curso independiente de lucha y se mantiene en la órbita de las internas del FDT.

La ruptura empalma, paralelamente, con un impasse del proceso de lucha impuesto por la conducción de CONADU Histórica, que sigue apostando sus fichas a la interna del gobierno. En sus bases, sin embargo, también se expresa el descontento creciente.

El paro del lunes y martes debe ser contundente. Debe ser también la oportunidad para convocar asambleas de base en todas las universidades para debatir cómo darle continuidad a la lucha.

Desde la Agrupación Naranja-Tendencia impulsamos la convocatoria a un congreso nacional de delegados de base de la docencia universitaria de todo el país y del conjunto del movimiento educativo, en especial, los estudiantes, para debatir y preparar la huelga general por la reapertura de la paritaria, el 100% de aumento salarial ajustado por inflación y el rechazo al recorte del presupuesto educativo y universitario avalado por los rectores, los gobernadores, el gobierno nacional, la burocracia yaskysta y la embajada norteamericana.