Tucumán: masiva huelga de docentes universitarios

Escribe Diego Toscano

Tiempo de lectura: 2 minutos

El martes 22 de agosto, la docencia universitaria tucumana, convocada por ADIUNT, fue masivamente a la huelga.

El paro se inscribe en un plan de lucha por reclamos locales que el gremio está llevando adelante, en particular, contra las violaciones del convenio colectivo por parte de las autoridades de la Universidad de Tucumán.

Pero las condiciones explosivas en las que ha entrado el proceso económico y político después de las PASO le dieron al paro otro alcance y perspectiva a la medida. No solo reforzó la adhesión al paro en las escuelas, sino que también potenció la participación en una olla popular que se realizó en el Rectorado. En la cobertura en los medios -que fue numerosa- Ariel Osatinsky, secretario general de ADIUNT, destacó la gravísima situación salarial y las consecuencias de la devaluación que el gobierno de Massa ha impuesto.

En la concentración se hizo presente también una delegación de estudiantes de Enfermería, que continúan en la lucha por una Facultad propia, independiente de la Facultad de Medicina, que la viene subyugando desde hace décadas.

La huelga de ADIUNT contrasta con la pasividad total en la que se encuentra la conducción de Conadu Histórica, que recién ha convocado una reunión de Mesa Ejecutiva para el jueves 24, o sea, 10 días después de la devaluación y la pulverización del -ya devaluado- salario docente. La conducción de Conadu H ha rifado su porvenir en el apoyo a UxP y ha paralizado a la federación firmando incluso una paritaria a la baja hace apenas unos meses, habiendo sido advertida a tiempo de esta perspectiva, con lo que no puede darse por sorprendida. La delegación de ADIUNT fue activa en denunciar esto en el último congreso.

El martes 29, ADIUNT ha convocado una asamblea general para discutir cómo continuar la lucha y las medidas a tomar ante el cuadro que se agrava día a día.

Algunas vocalías, incluso, ya están organizando acciones de lucha, tanto contra los anuncios de destrucción de la universidad pública de Milei y Bullrich, como contra el que está llevando adelante Massa, en vivo y en directo, de la mano del FMI. La situación del movimiento estudiantil que se ve las condiciones de estudio por la situación edilicia, la falta de docentes con cátedras multitudinarias, los aumentos de los costos de los alquileres y alimentos, y la precarizacion laboral, bloquea las posibilidades de estudiar y se traducen en una masiva deserción estudiantil.

Para revertir este camino trazado por el gobierno, enfrentar a los Milei y la derecha privatizadora, es fundamental anteponerle la organización y la lucha por el salario y las condiciones laborales. Una victoria contra el ajuste actual será la única manera efectiva de desbaratar los planes privatizadores y de destrucción de nuestros salarios y de la universidad pública.

LEER MÁS:

Tucumán: un escenario convulsivo Por Daniel Blanco, 13/07/2023.

La conducción de Conadu Histórica levanta el paro y se alinea con el gobierno Por Diego Toscano y Anahí Rodríguez, 26/05/2023.

Suscribite a Política Obrera