El FIT-U con Massa, repudia el voto en blanco

Escribe Agustín Fernández

Tiempo de lectura: 3 minutos

A 12 días de la segunda vuelta, prácticamente todos los partidos con cierta relevancia política se han manifestado de una u otra forma en lo que respecta a la indicación del voto para el próximo 19 de noviembre.

En este caso, los cuatro partidos que integran el FIT-U han hechos esfuerzos monumentales para mostrar un hilo común. Myriam Bregman, ya el lunes siguiente a las generales, manifestaba que Massa y Milei no son lo mismo, en clara alusión a revisar la campaña del FIT en 2015 cuando Scioli y Macri llegaron a la segunda vuelta. En un primer comunicado, el PTS dice que “desde ya que llamamos a no votar a Milei, sin embargo, desde la izquierda no podemos darle ningún tipo de apoyo político ni electoral a Massa” (LID, 30/10), pero nada dice de votar en blanco. Guillermo Pistonesi, aclara que “cada simpatizante o compañero va a terminar utilizando su voto de distintas formas, pero no podemos darle apoyo a Massa porque hacerlo es dejar de ser de izquierda y una fuerza independiente” (Télam, 05/11). Claro que entre “esas distintas formas de utilizar el voto” está la de votar a Milei o Massa. La “libertad de voto” es el menos libre de los votos –pues está condicionado por la confusión política.

Las encuestas ya advierten que el 77% de quienes votaron al FIT-U en las generales lo harán el próximo 19 por Massa, de modo que no es un voto ‘libre’ sino cantado. Este voto anticipado cuenta con la complicidad de quienes se ocultan en una libertad de voto que ya conocen. Por su parte, Izquierda Socialista supedita la “táctica” del sufragio que va a develar “al ultraderechista Milei y no damos ningún apoyo o aval político a un posible gobierno de Massa” (El Socialista, 07/11). O sea que llama a votar por Massa pero sin apoyar, en caso de que gane, al gobierno que establezca. Massa necesita el voto ahora, no el apoyo ulterior. IS no distingue una posición política de la farsa.

El MST también cree necesario anunciar que no votará a Milei, pero rechaza en forma explícita el voto en blanco: es un gesto de “comprensión”, dice, hacia todos aquellos trabajadores y jóvenes que votarán a Massa con “la nariz tapada” (PDI, 02/11). Un gobierno de Massa, se ataja, “traerá grandes problemas al pueblo”, o sea que la ‘comprensión’ es con Massa, no “con el pueblo”.

El FIT-U ha aprovechado la segunda vuelta electoral para asumir en forma pública su condición de pata del régimen capitalista. Massa representa al capital financiero, a la burguesía local y a la burocracia de los sindicatos, y ahora también al sionismo que masacra al pueblo de Gaza y al palestino en general.

El Partido Obrero oficial sigue el mismo guión: no a Milei, no a Massa, no al voto en blanco. Hace recordar una vieja movida, inspirada por un adolescente Axel Kicillof, conocida como “kilómetro 501”, de quienes se alejaron a esa distancia de su domicilio de votación para no votar ni sufrir las consecuencias de violar la obligación del voto.

El PO oficial ha dejado de lado el voto en blanco como instrumento para declarar el antagonismo irreconciliable con la burguesía y para expresar un programa y una orientación revolucionaria. El aparato del PO ‘salió del closet’ –reafirma su ruptura sin retorno con la historia del Partido Obrero. Debería cambiar de nombre, como lo proponen para Juntos por el Cambio quienes han roto con Macri luego del acuerdo de éste con Milei.

El FIT-U rompe también con su tradición votoblanquista, para ponerse al servicio de Massa. Apuntala una salida política antiobrera, cuando habría debido hacer lo contrario –luchar para privarla de apoyo popular en la mayor medida posible. Ha hecho entonces una opción estratégica. En pocas semanas deberá hacer frente al dedo acusador: “Ustedes lo votaron”.

LEER MÁS:

“No votamos por Milei, ni por Massa, ni en blanco” La fórmula anarco-electoralista del PO oficial para votar a Massa. Por Marcelo Ramal, 05/11/2023.

La izquierda verdadera vota en blanco No es nuestra tarea rescatar a un régimen anti-obrero de la bancarrota. Por Jorge Altamira, 28/10/2023.

Solano-Katz, dos votos para Massa Por Fede Fernández, 21/10/2023.

El apoyo vergonzante del FIT-U a Sergio Massa Por Comité Editorial, 10/09/2023.

Suscribite a Política Obrera