Docentes: “lock out” paritario en Salta

Escribe Daniela Romano

Tiempo de lectura: 2 minutos

Salta tiene su propio DNU: Sáenz oficializó una serie de medidas de ajuste y congelamiento en el sector público.

En nombre de enfrentar la crisis económica, paralizó salarios, pases a planta, concursos, fondos para el área pública, pautas publicitarias durante, entre otros, por 180 días. Impone un régimen de “retiros voluntarios” y jubilaciones compulsivas. Este DNU va acompañado con un torrente de tarifazos.

En este marco, el gobierno convoca a una mesa única de negociación con la intergremial docente, salud y estatales para este miércoles. Mazzone, secretario general de ADP, advirtió que “no hay plata”, por mucho que se quiera negociar con el gobierno, y que habrá que aceptar lo que el gobierno disponga, cuando los salarios están pulverizados y la inflación supera el 25 % mensual. Una maestra de grado que recién se inicia cobra de bolsillo $270.000, muy lejos de la canasta familiar básica -es decir, de pobreza- que se encuentra en $490.000 según INDEC.

La burocracia actúa con el gobierno en la intergremial en reuniones operativas para consolidar un golpe letal contra el salario, es decir que las paritarias como tal hoy están quebradas.

Autoconvocatoria

La dirección de la docencia autoconvocada salteña fue cooptada por camarillas locales dirigidas por viejos burócratas de diferentes gremios -ADP (PJ-K), Sitepsa(UCR PJ y K), Placeros (PJ-K)- que intervienen desde adentro de las asambleas provinciales para quebrar la huelga, como han actuado en la última huelga de más de 30 días, el año pasado. Los actuales delegados “autoconvocados” ni siquiera amagan con impulsar la deliberación frente a este escenario.

Sin embargo, el método de la autoconvocatoria sigue siendo la palanca contra la confiscación monumental que están desarrollando el gobierno provincial y nacional, contra la clase obrera.

Impulsemos pronunciamientos por una asamblea provincial para luchar por un salario inicial igual al costo de la canasta familiar, indexado por la inflación; coordinación con los estatales y trabajadores de la provincia para impulsar una lucha común, mediante coordinadoras, autoconvocatorias y un congreso de trabajadores, que establezca una posición sobre el salario, por un aumento del 100 % ya de salarios, jubilaciones y programas sociales.

LEER MÁS:

Sáenz se suma al rodrigazo de Milei Por Gabriela Jorge, 19/12/2023.

Salta: Sáenz tiene su propio protocolo represivo contra los trabajadores A propósito del protocolo Bullrich. Por Violeta Gil, 19/12/2023.

Salta: “No hay plata”, excepto para los negocios mineros Por Violeta Gil, 09/12/2023.

Suscribite a Política Obrera