Formamos la Tendencia Universitaria Clasista de Docentes e Investigadores

Escribe Tendencia Universitaria Clasista de Docentes e investigadores

Tiempo de lectura: 3 minutos

Docentes e investigadores de distintas partes del país decidimos conformar la Tendencia Universitaria Clasista, integrada por militantes de Política Obrera y compañeros independientes. Ella se inscribe en una larga trayectoria. En nuestras filas militan algunos fundadores de lo que fuera la agrupación Naranja (y luego Naranja-Tendencia) formada en su momento para impulsar la organización clasista de docentes universitarios e investigadores: luchar por nuestras reivindicaciones salariales y laborales, en el camino a una transformación de raíz del régimen social capitalista en que vivimos, en unidad con todo el movimiento obrero y estudiantil. Participamos en un plano dirigente en la fundación de la AGD-UBA y de la CONADU-Histórica hace más de veinte años, así como de otros gremios independientes en el país, integramos el núcleo de becarios Jóvenes Científicos Precarizados e impulsamos la lucha universitaria y científica durante todos estos años. Es esta trayectoria clasista la que queremos retomar y desarrollar con este nuevo agrupamiento.

La brutal ofensiva antiobrera y antipopular a la que asistimos plantea como nunca la necesidad de defender la independencia de clase de los trabajadores frente al gobierno reaccionario de Javier Milei, y también frente los partidos de oposición que convergen con el “ajuste” y apuntan a negociar, o a “aguantar” hasta las elecciones.

La casta gobernante ha lanzado una ofensiva sin precedentes contra la universidad y la ciencia públicas. Prórroga del presupuesto 2023 con una inflación interanual mayor al 250%; paritarias irrisorias que implican una rebaja salarial real -e incluso nominal- para miles de docentes e investigadores; ataque a la movilidad jubilatoria; reducción de becas y líneas de financiamiento en el CONICET y otros organismos; y un intento de desguace de las universidades nacionales como el incluido en la Ley Ómnibus. El objetivo estratégico al que apuntan estas medidas es liquidar el sistema universitario y científico estatales, para que avancen sin obstáculos el negocio de la educación privada y la mercantilización del conocimiento. Una política netamente al servicio del capital, que pretende llevar hasta sus últimas consecuencias el camino privatizador ya recorrido por los gobiernos anteriores.

El reclamo de aumento presupuestario de los rectores nucleados en el CIN y el directorio del CONICET no logra ocultar que, en los hechos, se están adaptando al ajuste mediante despidos, recortes de todo tipo y ampliación de los recursos propios para paliar el desfinanciamiento. Por su lado, las centrales sindicales que nuclean a docentes universitarios e investigadores han impulsado algunas medidas aisladas, pero carecen de un planteo de conjunto para enfrentar el ataque en curso. Dirigidas en su mayoría por sectores afines al peronismo y al kirchnerismo, buscan encauzar el descontento de las bases en canales institucionales y reclamos parciales o aislados. Pero esta orientación alimenta el desgaste y la desmoralización. Poner expectativas en las “gestiones” de las autoridades, o reclamarles un plan de lucha consecuente a estas direcciones gremiales nos conduce a la parálisis.

Creemos, en cambio, que los docentes universitarios e investigadores tenemos que apostar a la organización desde abajo, impulsando asambleas, autoconvocatorias, reuniones interclaustros para debatir y resolver medidas de acción. Promover la coordinación con estudiantes y nodocentes, y también entre las distintas instituciones y sectores educativos y científicos. Sentar los pilares de un movimiento de masas y de una gran huelga en defensa de la educación y la ciencia públicas.

Con esta caracterización, desde la Tendencia Universitaria Clasista defendemos la independencia política de los trabajadores y el frente único de lucha, en el marco de la claridad y el debate franco entre compañeros, que contribuyen a enriquecer la acción común por nuestros reclamos, a organizarla e imprimirle una dirección. Es el enfoque que siempre hemos sostenido y que seguiremos cultivando en las luchas sindicales y políticas que tenemos por delante.

LEER MÁS:

Reunión abierta de docentes e investigadores: el impacto de las medidas de Milei en la universidad y cómo enfrentarlas Por Agustina Martelli, 15/01/2024.

La universidad pública, en la mira del gobierno Preparemos la huelga universitaria. Por Docentes universitarios e investigadores de Política Obrera, 08/01/2024.

Suscribite a Política Obrera