Secundarios CABA: preparemos semaforazos, cortes de calle y un gran congreso estudiantil

Escribe Julieta Pérez

Tiempo de lectura: 3 minutos

El pasado sábado hubo una reunión de la CEB (Coordinadora de Estudiantes de Base) con la participación de alrededor de 15 colegios, para discutir -después de 3 meses de inacción- la situación de los colegios de CABA.

El inicio de clases en los colegios secundarios volvió a poner de relieve el estado de ruina en el que se encuentra la educación. Las tormentas de las semanas anteriores causaron inundaciones en muchos colegios de la ciudad, poniendo en riesgo la vida de estudiantes, docentes y personal no docente, al mismo tiempo que haciéndonos perder una cantidad importante de días de clase. Las viandas que entrega el gobierno han disminuido en cantidad y en calidad, a pesar de que el número de compañeros que necesitan de ellas para poder acceder a una comida es mucho mayor. El salario de nuestros docentes viene siendo objeto de un ataque brutal, no solo por la eliminacion del Fondo de Incentivo Docente (FONID), sino también por una serie de paritarias miserables, todas por debajo de la inflación.

Frente a la caída de techos, las aulas inundadas, las viandas escasas y podridas, las pasantías laborales, el aumento del boleto de transporte y el recorte presupuestario, la CEB decidió hacer un formulario de Google con la información personal y la situación de cada estudiante, es decir, si tiene que trabajar, si tiene las posibilidades para cargar la sube todos los días y llegara su lugar de estudio, etc. Pero todos, docentes, estudiantes e incluso la misma Secretaría de Educación, sabemos el estado miserable en que se encuentra la educación.

La CEB le pide a Acuña que “se haga cargo”

Por otro lado se resolvió la escritura de un relevamiento dirigido hacia la Secretaria de Educación, Soledad Acuña -una de las principales responsables del vaciamiento educativo, los miserables sueldos docentes y los demás problemas con los que nos enfrentamos día a día en la cursada- contando las condiciones edilicias específicas en las que se encuentra cada colegio de CABA.

La CEB pretende pedirle a Acuña, enemiga declarada de los docentes y de los activistas estudiantiles, que haga mejor su trabajo, como si la función de la Secretaria de Educación no fuera otra que la de garantizar la liquidación de la educación definida por los gobiernos de Milei y Macri y facilitar los negociados con las escuelas privadas.

Por último se determinó la convocatoria y asistencia a la marcha organizada por la CONADU (Confederación Nacional de Docentes Universitarios) junto con los institutos terciarios y universitarios, la cual está programada para el 25 o 26 de abril.

El camino que la CEB le propone al movimiento estudiantil solamente puede llevar al inmovilismo y la desmoralización. Evita cualquier mención a desarrollar una movilización política de los estudiantes secundarios, reemplazándola por pedidos estériles de que el mismo gobierno que ataca nuestra educación se haga cargo de resolver problemas.

Nuestra intervención en la reunión señaló la importancia de organizarnos, impulsando cortes de calle, asambleas en unidad docente-estudiantil y por un congreso de todos los estudiantes activistas secundarios de CABA que logre impulsar medidas firmes, concretas y en conjunto, y nos permita intervenir como movimiento estudiantil en el marco de la crisis que se desarrolla en la educación en su conjunto.

Defendemos la convocatoria a asambleas, los semaforazos y los debates, para derrotar al gobierno junto a la clase trabajadora.

Suscribite a Política Obrera