´Productividad´ y flexibilización laboral en Royal Canin: la reacción obrera

Escribe Fabricio La Matanza

Tiempo de lectura: 2 minutos

Ya es conocido que la cuestión de la “productividad” aparece en el memorando de políticas económicas consensuado entre el gobierno -y luego también la oposición derechista- con el Fondo Monetario internacional. A través de éste periódico nos enteramos de que el despido que intenta consumar la patronal de la fábrica Royal Canin en Virrey del Pino lo ha argumentado en estos términos. Intenta imponer evaluaciones de desempeño y productividad, pero ya las realiza sobre los trabajadores fuera de convenio. Lo que no es otra cosa que la tentativa de establecer una reforma laboral que ligue, más todavía, los salarios al nivel de producción. En la fábrica ya existe un porcentaje del salario atado a la producción. Parece no alcanzar.

Es significativo que el despido sea del compañero que se postuló como delegado a las ya más que dilatadas elecciones sindicales en la fábrica. Es decir que la patronal ha decidido darle un golpe a la organización fabril de los trabajadores, seguramente entendiendo la necesidad de desarmar la resistencia obrera a sus futuros planes de ajuste.

El ataque patronal chocó con un paro de 6 días del conjunto de los trabajadores resuelto en asambleas. La huelga duró hasta que el compañero nuevamente recuperó su puesto de trabajo a través de una conciliación obligatoria (https://politicaobrera.com/6579-conciliacion-obligatoria-en-royal-canin) dictada por el Ministerio de Trabajo provincial.

Esta reacción caracteriza, en su medida, la situación tomada de conjunto. Porque la unidad obrera que le hace frente a este despido, irremediablemente tiene inscripta una tendencia más de fondo. El plan de las patronales, del gobierno y del FMI, y aún más, el régimen mismo en su conjunto, solo puede progresar por la división y la competencia de los obreros entre sí, y la complicidad de la burocracia sindical. Los trabajadores al enfrentar esta división ponen en cuestión todo. Luchan por la reincorporación del compañero, defienden su organización sindical y revalorizan, una vez más, el método de la huelga general. Un método que está en el ADN de la clase obrera y que la situación impone cada vez con mayor necesidad.

Dentro de esta conciliación obligatoria, la patronal ha ofrecido incrementar la indemnización al compañero que quiere dejar en la calle sin trabajo.

Aún queda pendiente una nueva audiencia conciliatoria. Al mismo tiempo se ha logrado que el sindicato realice la convocatoria a elecciones de delegados, para el 14 y 15 de abril. Muy importante, porque urge que el conjunto obrero delibere y vote sus mejores representantes.

Toda la solidaridad a los trabajadores de Royal Canin. Su lucha es un botón de muestra de las luchas del conjunto de los trabajadores que se desarrollan y las que se van a desarrollar.

Suscribite a Política Obrera