Tercerizados de empresas de limpieza se movilizaron al Ministerio de Trabajo

Escribe Leonardo Perna

Tiempo de lectura: 2 minutos

Trabajadores de diferentes dependencias del sector público y privado vinculados a tareas de limpieza y maestranza, se concentraron este lunes en el Ministerio de Trabajo para exigir audiencia. Se hicieron presentes trabajadores de Aeroparque, Aerolíneas Argentinas, el Hospital Garrahan, Sanatorio Mitre, Hospital Italiano, Ministerio de Defensa, empresas automotrices y autopartistas, entre otras.

Bajo la bandera “Maestranza en Lucha”, denuncian una fuerte flexibilización laboral y un básico que está por debajo de los $60.000. Reclaman el pago del bono de fin de año que les fue vedado. También denuncian a la directiva del Sindicato de Obreros de Maestranza (SOM) por la sistemática entrega de salarios, los acuerdos firmados a la baja y la falta de elecciones transparentes. En la movilización estuvieron presentes, dando su apoyo, trabajadores aeronáuticos, docentes, estatales, telefónicos y una delegación del Polo Tendencia.

Emanuel, uno de los referentes, comentó: “Comenzamos de forma autoconvocada, el 27 de diciembre fue un estallido de indignación de muchos compañeros, que obviamente se encontraron con que no llegábamos a fin de mes. Que habíamos sido estafados con el tema del bono, que realmente fue la gota que rebalsó el vaso, que a nosotros no nos correspondía por los acuerdos que había firmado el SOMRA con la cámara empresarial. Pero esto se sumó a un montón de cuestiones que venían sucediendo hace mucho y que son características de nuestro rubro desde siempre como tercerizados. Es que la miseria del bono no hubiera sido necesaria si nosotros no tuviéramos el salario que tenemos, que hoy por hoy no llega a los sesenta mil pesos y que en mano llega con suerte a los ochenta mil pesos.”

Bronca y organización

“En las tercerizadas tenemos que luchar por cada pequeña cosa, desde los uniformes, los elementos de protección personal, el material de trabajo y cuestiones básicas como la organización. Porque apenas empezamos a organizarnos hubo compañeras que fueron trasladadas, despedidas, etc.”, dice Celeste, otra trabajadora. Yanina agrega: “Somos todos de distintas empresas. Venimos de hace muchos meses. En la pandemia también fuimos golpeados, fuimos uno de los rubros que peor la pasó. Nos decían ‘esenciales’ pero, como dicen las compañeras, éramos invisibles. Porque no se nos reconocía ni se cumplían las normas de seguridad e higiene y los protocolos. Estábamos entre 10 y 12 horas con el mismo barbijo. Ahora el último bono no nos lo dieron. Tuvimos una paritaria de solo el 40%. Es una vergüenza lo que cobramos.”

La concentración frente al Ministerio se mantuvo hasta las 19 horas, donde luego de una deliberación, los más de 100 trabajadores presentes quedaron en volver a los lugares de trabajo para preparar una nueva convocatoria, ampliando el llamado a más empresas con la misma situación de precarización incorporada.

La concentración frente al Ministerio se mantuvo hasta las 19 horas, donde luego de una deliberación, los más de 100 trabajadores presentes quedaron en volver a los lugares de trabajo para preparar una nueva convocatoria, ampliando el llamado a más empresas con la misma situación de precarización incorporada.

LEER MÁS:

Paro de los tercerizados en el Hospital Moyano Por Silvia Allocati

JetLimp esclaviza a sus trabajadoras Por Bárbara Carrillo y Camila Pérez.

Por el pago del 100% de los salarios en Limpiarg Por Mercedes Colou.

Suscribite a Política Obrera