Camioneros: una paritaria exprés

Escribe Pablo Jiménez (Rosario)

Tiempo de lectura: 3 minutos

Moyano cerró la paritaria de camioneros con un incremento del 61% en tres tramos que cubrirán el semestre de septiembre a febrero: 25% en septiembre, 18% en noviembre y 18% en enero del año próximo. Las cuotas no serán acumulativas.

En la negociación estuvieron presentes las dos cámaras patronales del sector, FADEEAC (carga) y FAETYL (logística).

La devaluación del 20%, al día siguiente de las PASO, hizo ineludible la reapertura de paritarias. La burocracia de Moyano llevó la discusión paritaria a espaldas de los trabajadores - sin asambleas seccionales, de rama o en los lugares de trabajo, como ya ocurrió en paritarias anteriores. La paritaria anterior, del 107%, en cuotas no acumulativas, de diciembre. fue un acuerdo a la baja. Efectivamente, el impacto real de ese 107% en cuotas cobradas a partir de diciembre del año pasado, representará un 70% de incremento real si tomamos en cuenta la inflación pasada y la proyectada después del Massazo devaluatorio.

La caída del salario en el gremio de Camioneros se ha acentuado años tras año. Entre 2019 y 2023 ronda el 50%. El acuerdo exprés de ahora, por 6 meses, será pulverizado por la inflación en menos de un pestañeo.

La burocracia hace y deshace a su antojo en las paritarias, Los trabajadores no tienen participación. Los Moyano han cerrado sin considerar reclamos que se archivan sin mayores explicaciones. El año pasado quedó afuera la incorporación de los ítems de viático y comida, que representan el 35% del sueldo, como sumas remunerativas. El planteo fue rechazado por las patronales, sin reacción alguna por parte de los Moyano, ni explicación para los trabajadores. Ahora, reclama un aumento de los dos adicionales de convenio (remunerativo y no remunerativo) para llevarlo del 12% al 20% en ambos casos para larga distancia, logística, expresos y mudanza y correo privado. Como bien saben los trabajadores del gremio, el adicional no remunerativo es una presión brutal contra el ausentismo y obliga a muchos trabajadores a ir a trabajar enfermos, como ya hemos mencionado en estas páginas.

La ausencia de Pablo Moyano va en esta línea de pasar las paritarias sin sobresaltos. Desnuda que la pelea intrafamiliar se limita al control de la caja y los negociados de la obra social, hoy en manos de la esposa de Hugo Moyano.

Como resultado, los básicos orillan la línea de pobreza de todas las ramas de las diferentes actividades que se encuadran en su convenio, los ítems de viático y comida son un placebo para sobrellevar las penurias de sueldos bajos, pero la función real es la de garantizar a la patronal que nadie falte ni siquiera estando enfermo, ya que se pagan por día efectivamente trabajado. Los camioneros que logran arrimar la canasta familiar lo hacen sometidos a jornadas extendidas que incluyen horas al 100 en días de descanso más otros plus de acuerdos por empresa siempre sujetos a garantizar la intensificación del trabajo.

Un chofer de primera categoría cobrará a partir de septiembre, sueldo que percibirá en octubre, un básico de $209.174,74, el cual podrá acrecentar dependiendo la cantidad de días que trabaje en el mes con los $4.800 correspondientes a viático y comida por día.

El acuerdo firmado establece que cualquier aumento o bono compensatorio por la devaluación que decrete el gobierno será absorbido por los porcentajes pactados en esta paritaria.

Es por eso que el malestar de los trabajadores camioneros que se escucha en los lugares de trabajo y se expresa en las redes sociales, irá en aumento. La contención de la burocracia a traves de sus cuerpos de delegados más temprano que tarde comenzará a resquebrajarse. Es claro que el esquema de acuerdos paritarios en cuotas, ha quedado obsoleto, los trabajadores debemos debatir sobre la necesidad urgente de una recomposición salarial del 100%, a partir del cual se establezca un sistema de indexación o ajuste mensual por inflación proyectada, con ajuste retroactivo en caso de diferencia en contra del trabajador, como forma de resguardar el salario ante la escalada del costo de vida que orilla la hiperinflación.

LEER MÁS:

Colapsa el aparato del Estado Organicemos un Congreso Obrero Autoconvocado. Nota de tapa de Política Obrera N°77 edición impresa, 30/08/2023.

Contra la limosna de Massa, huelga general Aumento general de salarios y jubilaciones para todos los trabajadores. Por Marcelo Ramal, 29/08/2023.

Medidas de Massa: “paquete” devaluado, acordado con el FMI Exijamos paritarias para todos y todas. Por Fede Fernández, 29/08/2023.

La agonía de las paritarias Un análisis del acuerdo en el Neumático. Por Pablo Busch, 27/08/2023.

Camioneros: Hugo Moyano entrega el reclamo salarial en favor de los negociados familiares con la obra social Por Fabián Pacheco, 20/05/2023.

Suscribite a Política Obrera