Autoconvocatoria docente se abre paso en Entre Ríos

Escriben Pablo Vallejo y Brian Murphy

Tiempo de lectura: 3 minutos

En las últimas semanas, el gobierno de Bordet y AGMER acordaron un aumento miserable del atrasadísimo salario docente de Entre Ríos. El acuerdo que tiene “la mejor cláusula del país” para combatir la inflación, según sostiene la burocracia sindical, fue pulverizado por el aumento del costo de vida.

Tras el aumento que dice haberle ´ganado´ a la inflación por un 7% encima, se produjo una liquidación mal realizada por el gobierno, lo que despertó un malestar generalizado en la docencia. La conducción sindical apenas atinó a llamar a asambleas sin mandato en las escuelas, con el fin de generar una jornada de catarsis, pero el movimiento docente comenzó a manifestarse y organizarse. La iniciativa de una escuela en la ciudad de Paraná que llamó a autoconvocarse generó la adhesión de cientos de docentes que se manifestaron en distintas partes de la provincia. La respuesta de la conducción departamental frente al planteo de la necesidad de poner en pie una “asamblea permanente”, por parte de los docentes de esa misma escuela, había sido contundentemente burocrática: “no se puede”.

La primera convocatoria en la capital provincial hace veinte días atrás, un sábado a la mañana, convocó a alrededor de cien docentes que se movilizaron a casa de gobierno y a la sede del gremio, y pusieron en pie la asamblea autoconvocada. Las discusiones que se dieron en estos días abordaron las problemáticas de la desafiliación, la creación de un nuevo sindicato y la puesta en pie de un movimiento de delegados autoconvocados. El factor común que une esta discusión es la claridad de que la conducción gremial es un obstáculo en la organización docente. En sólo tres semanas de autoconvocatoria fue tomando cuerpo como consigna principal de las reivindicaciones el reclamo por un salario inicial por cargo igual al costo de la canasta familiar (estimado en la última asamblea como el doble de la Canasta Básica Total que mide el INDEC), y su indexación mensual automática por inflación.

La autoconvocatoria es una respuesta de las bases docentes al vaciamiento que ha llevado adelante la conducción Marcha Blanca-Celeste que dirigen AGMER provincial y sus aliados de la Rojo y Negra, que están al frente de la seccional más numerosa, Paraná (que años atrás supo ser un factor de movilización, integrada por el PCR y otros agrupamientos). El incipiente proceso de autoconvocatoria se presenta como un canal que ha despertado el interés de cientos de docentes, cuando el salario inicial está por debajo de la línea de pobreza, las condiciones laborales son sistemáticamente atacadas y las escuelas se encuentran en condiciones edilicias paupérrimas.

La lista Multicolor, que realizó una elección importante en 2021, se integró dispersa al movimiento, buscando desarrollar consignas simbólicas de repudio a la burocracia, pero sin una perspectiva de organización. La agrupación Fuentealba (Tribuna Docente) que integra el frente, y que son minoría en la Directiva de la seccional AGMER de Concepción del Uruguay, ni siquiera ha impulsado la autoconvocatoria en su ciudad.

Esta primera reacción ha despertado a la docencia del vaciamiento sindical provocado por la burocracia en los últimos años y es una oportunidad para organizarnos en un escenario de estampida hiperinflacionaria, devaluaciones sin techo, remarcaciones permanentes y tarifazos que han pulverizado los salarios.

La autoconvocatoria pone en debate cómo intervenimos los trabajadores en esta crisis, para abrir un camino de lucha por nuestros reclamos.

LEER MÁS:

Entre Ríos: AGMER rechazó la propuesta paritaria del gobierno Por Brian Murphy, 20/02/2023.

Entre Ríos: docentes perdimos 10% de salario en 2022 La pérdida representa un salario completo. Por Brian Murphy, 13/02/2023.

Docentes de Entre Ríos: para “ganarle a la inflación” de verdad Por Tribuna Docente Tendencia - Entre Ríos, 02/11/2022.

Suscribite a Política Obrera