Tiempo de lectura: 3 minutos

El lunes 13 de noviembre en el Tribunal Oral en lo criminal Federal N°1 de Rosario se dará inicio al juicio conocido como “Causa Villazo”.

Desde el año 2013 sobrevivientes, familiares de las víctimas y organizaciones de derechos humanos vienen transitando el tortuoso camino de la justicia en busca de que los hechos ocurridos en Villa Constitución durante el año 1975 no queden impunes, junto a sindicatos, organizaciones y agrupaciones que acompañaron las movilizaciones se consiguió el tan anhelado inicio del juicio.

Muchos de los responsables de los delitos de lesa humanidad ocurridos durante el gobierno de Isabel Perón previos a la dictadura cívico-eclesiástica-militar han fallecido en completa libertad sin haber tenido que enfrentar siquiera una indagatoria, también han fallecido reclamando justicia muchos de los compañeros que sobrevivieron a ese nefasto momento de la historia.

La demora en el inicio de este juicio no solo beneficio a algunos responsables directos de los crímenes ocurridos en el 75, a la vez pretendió esconder que dichos crímenes se desarrollaron bajo un gobierno constitucional en manos de Isabel Perón donde no solo participaron fuerzas represivas del Estado, sino que también fueron apoyados por grupos armados de la Triple A y de la UOM nacional a cargo de Lorenzo Miguel. La complicidad civil también jugó su rol. La empresa Acindar fue un actor clave en esto brindando información de delegados y activistas, soporte logístico y económico y hasta un centro clandestino de detención (el albergue de solteros) a estos grupos armados. Todo tipo de colaboración que sirviera para erradicar a la lista Marrón que había ganado las elecciones unos meses atrás. Elecciones que se convocaron y expulsaron a la burocracia gracias a la toma de fábricas durante marzo de 1974.

Es más que notorio que lo ocurrido en Villa Constitución el 20 de marzo de 1975 fue armado y organizado desde el Estado y el poder económico para enfrentar a una clase obrera que demostraba estar dispuesta a luchar en busca de mejores condiciones de vida. Fue un genocidio contra la clase obrera clasista y organizada.

Hoy a más de 48 años de ocurrido este reclamo vuelve a tomar fuerzas con el acompañamiento no solo de los damnificados y sus familiares sino también de organismos de derechos humanos, organizaciones sindicales, centro de estudiantes y todos aquellos que ven en esta falta de justicia no solo un juicio más, sino que comprenden que esos crímenes fueron apuntados al adoctrinamiento de toda la clase obrera.

Es necesario el más amplio apoyo y difusión del juicio para que se conozca la verdad de lo ocurrido en Villa Constitución desde el 20 de marzo de 1975 en adelante, se honre la memoria de nuestros héroes y mártires y que al fin se haga justicia.

El reclamo de Justicia es también la reivindicación del clasismo que recorrió un sector importante del movimiento obrero y que hoy está más vigente que nunca en la lucha por la independencia política de la clase obrera.

LEER MÁS:

La clase obrera exige justicia por la represión al Villazo Por Christian Miguez, 22/04/2023.

Alberto Piccinini, un gigante de la clase obrera de los Setenta Por Juan Ferro, 14/05/2021.

El “Villazo”: Un análisis desde una perspectiva clasista (1969-1976) Por José Barraza, 20/02/2020.

"Llegó la hora... de la Coordinadora" Por José Barraza y José Valente, 20/01/2020.

Suscribite a Política Obrera