Los gobernadores y Milei, unidos contra el salario docente

Escribe Emiliano Fabris

Nuevo fracaso de la “paritaria” nacional docente.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Luego del paro nacional docente del lunes 4 de marzo, se realizó una nueva reunión convocada por el Gobierno nacional, los ministros de Educación y sindicatos docentes nacionales. Como no fue una paritaria, los gobernadores fueron los encargados de presentar su oferta para establecer el salario mínimo docente en todo el país, la cual fue colocada unánimemente en $310.000, lo cual supone un 24 % de aumento con respecto a los actuales $250.000 en diciembre de 2023. Es decir, apenas cubre la inflación de ese mes y tampoco se trata de un salario básico, sino de un conformado con sumas en negro que ya se supera en algunas provincias. Como muchas paritarias provinciales permanecen abiertas, este piso está contemplando aquello que los gobernadores ofrecerán a los docentes.

El Gobierno nacional volvió a ratificar la extinción del llamado Incentivo Docente, al tiempo que mantendrá el fondo compensador para aquellas provincias que no lleguen a pagar el salario mínimo. Por el momento, un informe elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) establece que las transferencias por educación hoy están en el 0 %, no solo para salarios, sino también por conectividad e infraestructura escolar. La motosierra está a toda máquina.

Los gremios docentes no aceptaron la oferta y contrapropusieron que el salario mínimo sea de $450.000, que supone sólo un aumento equivalente a la inflación de diciembre y enero ¡cuando ya estamos en pleno marzo! La reunión volverá a continuar el martes próximo, con las clases ya iniciadas en todo el país. Sergio Romero, de la UDA, afirmo que “Por el momento suspendemos las medidas” (Infobae). Sonia Alesso, de la CTERA –que no llamó a parar el 4 de marzo- dijo que “No hay posibilidad de discutir una propuesta salarial sin que se discuta la recuperación de los montos del FONID que el Gobierno no transfirió” (Ídem). Anuncian que este jueves 7 habrá una movilización para apoyar los proyectos de ley que plantean la restitución del Incentivo Docente presentados por distintos bloques en el parlamento –una medida completamente clandestina-. Por último, Alesso consideró como “buenas noticias” el compromiso del gobierno de “girar los fondos para comedor y copa de leche, para infraestructura escolar, para jornada extendida y para el Fondo Compensador” (Ídem).

Los $450.000 de salario mínimo no son, por otra parte, lo que los sindicatos docentes han reclamado en cada una de las provincias. Baradel cerró en Buenos Aires un piso de $355.000 y un básico menor a la mitad de esa cifra. En CABA, UTE firmó por $435.000. La burocracia sindical es “comprensiva” de la situación de las provincias para aceptar rebajas salariales de los propios gobernadores. La ausencia de una huelga docente delata que apuestan por alargar el conflicto, sin poner en crisis a los gobernadores y repitiendo quejas por un fondo que Milei ha ratificado mil veces que no volverá a pagar. El 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, tampoco habrá paro de ningún sindicato docente nacional.

La burocracia sindical docente está permitiendo una avanzada histórica sobre la docencia. El paro del 4 tuvo un acatamiento dispar en todo el país. No fue preparado por sus convocantes, fue carnereado por la CTERA y además hubo grandes amenazas de descuentos. La docencia está viendo cómo es entregada a su suerte, pero, al mismo tiempo, se ha puesto de pie como lo demuestra la fuerte autoconvocatoria de la docencia catamarqueña. En Córdoba el paro docente continuó el martes 5 de marzo. En Santa Fe, habrá paro provincial el 7 y 8 de marzo votado por la docencia. En Neuquén, una gigantesca asamblea docente de ATEN capital votó un paro de 72 horas para la semana próxima. Luego, está previsto que se reabran paritarias provinciales como la de Buenos Aires, en donde la docencia debe volver a la carga contra el ajuste impuesto por Kicillof y la burocracia sindical.

Al entreguismo de la burocracia, debemos oponerle la construcción de una huelga general, impulsada con autoconvocatorias docentes y desde los sindicatos opositores. Llamamos a poner en pie plenarios provinciales de delegados de base y construir un gran plenario nacional. Necesitamos un salario mínimo por cargo que sea equivalente al costo de la canasta familiar. Por un aumento de emergencia del 100 %, todo al básico.

LEER MÁS:

“SUTEBA y la CTERA están avalando el ajuste a la educación y a la clase trabajadora” Entrevista. Por Mariano Hermida, 03/03/2024.

Lunes 4 de marzo: CTERA carnerea el paro nacional, convocado por los sindicatos de la CGT Llamamos a organizar el paro en las seccionales de SUTEBA, con piquetes de huelga. Por Emiliano Fabris, 29/02/2024.

Docentes: la lucha por el salario plantea la huelga general Por Mariano Hermida, 28/02/2024.

Suscribite a Política Obrera