Tucumán: masivo paro educativo del 4 de abril

Escribe Anahí Rodríguez

Nos preparamos para el 10 y 11.

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 4 de abril, el paro de CTERA, en el que confluyeron también las federaciones universitarias de CONADU y CONADU H, fue masivo en Tucumán, e incluso pasando por encima de la pasividad de la burocracia del sindicato mayoritario de la docencia provincial (ATEP). El mismo tuvo un carácter activo, tras una convocatoria unitaria de protesta en la plaza Independencia en la que confluyeron sectores de la docencia Autoconvocada y los docentes universitarios convocados por la ADIUNT.

Frente a la masividad del paro, la Ministra de Educación provincial, Susana Montaldo, salió rápidamente a atacar a los docentes, señalando que no había ninguna razón para que la docencia hiciera paro pues en la provincia el gobernador se hacía cargo del pago del FONID, y que por ese motivo se iba a descontar el día a los docentes que llevaron adelante la medida.

La Ministra pretende que las clases se den con “normalidad”, con sueldos que frente al aumento del transporte y del combustible no alcanzan ni para ir a trabajar. Los motivos por los cuales la docencia decidió sumarse al paro sobran… el 12,7 % acordado por los gremios provinciales condena a la docencia a tener salarios por debajo de la línea de pobreza.

El gobierno provincial se acopla una vez más la política del gobierno nacional de instalar el miedo. El mismo Jaldo, luego de la masiva manifestación del pasado 15 de marzo, instó a los docentes a "cuidar sus trabajos".

La docencia universitaria está sufriendo la misma situación de miseria salarial y de agravamiento de las condiciones de trabajo. El gobierno nacional en la última paritaria impuso un 12 % de aumento, y si bien por el momento la UNT se está haciendo cargo del pago del FONID a los preuniversitarios, el ajuste frente al congelamiento del presupuesto universitario recorre la universidad.

Por esto motivos, el 10 y 11, la CONADU H ha convocado a un paro nacional de 48 horas y acciones de lucha y visibilización. En Tucumán la ADIUNT votó distintas iniciativas de clases públicas, reuniones y asambleas, acciones orientadas a convocar a los sectores estudiantiles y no docentes, como el “interclaustro” organizado en Filosofía y Letras que se llevará a cabo el martes 9 y una acción de protesta el miércoles 10 a las 10 horas en el Rectorado.

Frente a los ataques a los docentes y a la educación pública en todos sus niveles, por parte del gobierno de Milei y también de los gobernadores, como ocurre en Tucumán con Jaldo, la respuesta se tiene que orientar a poner en pie una lucha de conjunto.

La ADIUNT, enfrenta el desafío de impulsar la coordinación no solo con los sectores combativos de los trabajadores no docentes y del movimiento estudiantil universitarios, sino también con los sectores autoconvocados de la docencia provincial que emergen desde las bases de los sindicatos dominados por las burocracias, lo que permitiría avanzar en una lucha más a fondo y de conjunto, la huelga general.

Suscribite a Política Obrera