Sileoni-Kicillof con el libreto de Milei y del Pro contra la docencia bonaerense

Escribe Sergio Salgado

Organicemos la huelga general nacional educativa.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Este 5/2, en el diario Página/12, el director general de Cultura y Educación bonaerense, Alberto Sileoni, afirmó que “en la provincia de Buenos Aires está clara la vocación de que haya buenos salarios para los docentes, aunque reconoció que el recorte de fondos que dispuso el gobierno de Javier Milei puede afectar y dificultar el alcance de acuerdos que superen la tasa de inflación”. Sileoni sencillamente miente y abre el paraguas para seguir una línea de ataque a la docencia bonaerense.

Sileoni hace como el tero, “pega el grito, por un lado, pero los huevos los pone en otra canasta”: la de rebaja salarial, por el otro. Es lo que ha sucedido durante todo el primer mandato de Kicillof, con el acompañamiento cómplice de Baradel del SUTEBA provincial y de toda la burocracia sindical del FUDB, con el esquema de paritarias en cómodas cuotas que dejaron el salario docente inicial siempre bajo la línea de pobreza, reforzando la sobrecarga laboral y desencadenando las enormes huelgas docentes que, convocadas por apenas 3 seccionales Multicolor del SUTEBA (Bahía Blanca, Tigre, Marcos Paz), fueron masivamente acatadas por el 80 % de la docencia, con fuerte impronta autoconvocada.

"Si después de 4 años en los que empezábamos las clases con normalidad, al quinto no podemos, no será porque cambió la voluntad del Gobierno de la provincia, sino porque cambió el contexto nacional y estamos empezando a decirlo. Fueron 4 años de un sistema educación provincial expansivo, con más cargos, más escuela, más posibilidades" (Página/12, 05/02/2024), remarca sin sonrojarse Sileoni. En realidad, con el colaboracionismo de Baradel y cía., sucedió lo contrario: planes precarios como el ATR y FORTE, derrumbe de la infraestructura escolar, ninguneo de licencias por enfermedad, falta de cobertura de cargos y un IOMA colapsado, cuyo presupuesto fue saqueado, cortando prestaciones para “hacer el aguante” a la deuda pública provincial.

Sileoni reafirma la línea de las reformas antieducativas y de cercenamiento del Estatuto Docente, que negocia con el FUDB, para reemplazarlo con un CCT, a espaldas de la docencia. De nuevo en Página/12 (05/05/2024): “El director detalló que los objetivos de su cartera están centrados en la actualización curricular”. "Este año seguimos mejorando la educación superior (Terciarios, ISFDs), en inicial vamos a implementar el nuevo diseño curricular, en la primaria estamos trabajando fuerte para resolver los déficits en lengua y matemática, y en nivel secundario seguimos trabajando en el régimen académico". Además, aseguró que la cartera tiene dos grandes objetivos: "que haya clases todos los días, que es algo que nos piden las familias, y en mejorar el aprendizaje de los estudiantes. Estamos trabajando en el ausentismo docente y atacando las causas que hacen que no haya clases, como son el frío en invierno o el calor en verano, o falta de agua". El cinismo no encuentra límites: “no hay plata”, pero “nos arreglaremos igual”, a costa del salario docente y de la degradación social generalizada.

Desde Política Obrera y Tendencia Docente Clasista hemos denunciado el congelamiento de las paritarias de docentes y estatales en diciembre de 2023 y su cierre por decreto con un aumento miserable a cobrarse en febrero tras dos meses de casi 50% de inflación, en una clara intención de acompañar la confiscación salarial de Milei.

Las huelgas bonaerenses fueron atacadas por el gobierno de Kicillof con descuentos masivos y adulteración de documentación pública (faltas injustificadas en lugar de consignar código por paro que implementaron inspectores y jefaturas y algunos equipos directivos, que luego trucaban a libre antojo en la DGCyE) como forma de amedrentamiento, con amenazas lisas y llanas de ilegalizar el derecho de huelga . Baradel acompañó estos ataques para hacer campaña por Massa, mientras Massa hacía suyas las expresiones de “Juntos por el Cambio”: “Se acabó la joda de que por cualquier cosa reclamamos, por cualquier cosa hacemos paro. Basta”(Perfil, 18/08/2023). Sileoni blande ahora el recorte de partidas de la coparticipación federal y en el FONID y otros programas como “Conectar Igualdad” y de partidas de Infraestructura, que imputa en exclusividad a Milei, guardando silencio sobre la poda efectuada por Massa en 2023, y además cubre las espaldas del gobernador de una provincia industrial y agroexportadora, de las más ricas del país, donde no quiere afectar impositivamente a esas patronales para reforzar el presupuesto público, mientas recarga el inmobiliario urbano y los ingresos brutos al pequeño comercio.

Está planteadaa la huelga general indefinida de la docencia bonaerense y de todo el país, pues todos los gobernadores se encolumnan con Milei y su adefesio de Ley Ómnibus en el Congreso, mientras el DNU 70/2023 sigue vigente. Ninguno de ellos cuestiona el corazón de ambos mamotretos (reformas antilaborales y antiprevisionales, limitaciones al derecho de huelga y de protesta) y respalda los apetitos de sus respectivas clases y oligarquías dominantes en materia de prebendas fiscales.

Tendencia Docente Clasista realizará en los próximos días de febrero una Conferencia Nacional Docente para deliberar y resolver un plan de agitación y organización de la docencia para la defensa de los derechos y condiciones de vida amenazados, para organizar asambleas con el mandato de huelga general a escala provincial y nacional, por la autoconvocatoria y la coordinación para superar la entregada de las Federaciones y Confederaciones y gremios nacionales docentes controlados por la burocracia sindical peronista (CTERA, UDA, CEA, AMET, SADOP), que denuncian la disolución de la paritaria nacional docente sin un mover un dedo más que para redactar comunicados de “repudio”, pero sin organizar ninguna lucha en aras de que podría haber “un 2027”.

Suscribite a Política Obrera