Elecciones en el SUTNA

El balance del PTS escamotea el retroceso del FITU y la flexibilidad laboral

Escribe Julio Gudiño

Tiempo de lectura: 3 minutos

La Granate, agrupación orientada por el PTS, presenta su balance sobre las elecciones del cuerpo de delegados en el SUTNA de una manera peculiar: dedica una extensa introducción acerca del “contexto político, económico y social” caracterizado por la “recesión” y el brutal ajuste del gobierno de Milei. El propósito es condicionar el análisis de los resultados a una situación de ofensiva patronal y retroceso obrero. Lo de siempre: justificar los hechos una vez consumados y enredar su propia responsabilidad política.

Recuento de los votos y su análisis

La Ganate dice que la Negra perdió 8 delegados de los 49 que tenía; que entraron dos delegados por Pirelli referenciados en la Violeta (ahora lista Blanca) y 7 delegados Independientes de la Negra y la Violeta, de los cuales 6 corresponden a Fate y 1 a Pirelli. La abstención, que hemos señalado desde estas páginas, orilló el 40 % en Bridgestone y Pirelli.

Respecto de la votación en los diversos sectores de Fate, tenemos que la Roja-PRC se presentó en 3 sectores; Granate-PTS se presentó en 2 sectores; Marrón-NMAS se presentó en 2 sectores; la Gris, que es parte de la directiva nacional, presentó delegado en 1 sector y perdió. Ninguna estas corrientes metió delegado ni en Fate ni en otro lugar (Pirelli y Bridgestone). Finalmente, la (ex) burocracia Violeta se presentó en 4 sectores como lista “independiente" y sacó 48 votos, la nada misma.

A la hora de caracterizar la votación de la lista Independiente presentada en Fate, cuna de la Negra, el PTS plantea que dicha lista fue “encabezada por un integrante de la Comisión Directiva (Nacional)” y por “dos miembros de la Comisión Ejecutiva de la Seccional San Fernando”, y concluye que es una “fracción pública de la lista Negra” que critica la falta de democracia interna y que aún no presentó “ningún documento donde fundamenten su constitución como una nueva agrupación”.

Esta caracterización sobre la lista más votada luego de la Negra y que conquistó 6 delegados, se aleja de las mendaces y pseudo caracterizaciones del aparato del Partido Obrero para quién todo obrero que no votó a la Negra es un “conservador” o un “elemento ligado a la burocracia violeta”. El PTS caracteriza a la "fracción pública" de la Negra como expresión de "una crisis interna” de la actual conducción del SUTNA cuyos contornos todavía están delineándose.

Sin embargo, para el PTS “(…) los votos a la lista Roja y Granate centralmente expresan a un sector de la base que es crítico por izquierda a la lista Negra. Los mismo dice, en menor medida, ocurre con la Gris y la Marrón”. O sea, niega que la votación a la lista Independiente represente un voto crítico por izquierda a la Negra, a pesar de que se formó con el apoyo de activistas y luchadores conocidos.

En el balance el PTS no denuncia la flexibilidad laboral, cuyas consecuencias sobre la salud física y psíquica de los trabajadores una reciente encuesta nacional del SUTNA cuantificó con cifras alarmantes: el 75 % de los trabajadores manifiestan trastornos en el sueño como consecuencia de los horarios rotativos y un 75 % manifiesta trabajar bajo presión, lo que se traduce en accidentes laborales, incluso mortales como el caso del compañero Ulariaga de Pirelli. El balance del PTS da luz verde a la flexibilización laboral.

La Granate estuvo ausente en toda la campaña electoral de los problemas centrales del gremio, tales como la fragmentación del Convenio de Trabajo por fábrica (que son la base de toda la discriminación salarial y de las diferencias en las condiciones de trabajo y seguridad); la defensa de un salario básico igual a la canasta familiar, contrario a un salario de bolsillo más generoso a cambio de productividad e intensificación de los ritmos de producción, el problema de las condiciones de trabajo, de seguridad e insalubridad en toda la industria y la defensa incondicional de los puestos de trabajo, en especial en Bridgestone en donde hubo más de 150 despidos en el último año.

Suscribite a Política Obrera