4 de abril

Paro nacional docente

Escribe Mariano Hermida

Tiempo de lectura: 3 minutos

CTERA ha convocado a un paro de 24 horas para el Jueves 4 de abril, en coincidencia con un nuevo aniversario del asesinato del docente Carlos Fuentealba, a manos de la policía neuquina, en 2007.

La principal demanda es la restitución del FONID (Fondo de Incentivo Docente), que representa alrededor del 15 % del salario. Es una suma por fuera del salario básico que recibían las provincias para completar los sueldos docentes, que eran pactados a la baja en una paritaria nacional. También reclama por otros programas educativos financiados desde las arcas nacionales, que también fueron discontinuados. Otros reclamos refieren a la “urgente convocatoria a la Paritaria Nacional Docente” y “la restitución de un piso salarial a nivel nacional”. En realidad, nunca existió ni una cosa ni la otra: hasta ahora, CTERA firmaba una ´paritaria nacional´ que no era vinculante para las provincias, que son las que tienen a cargo el presupuesto educativo. Apenas fungía como ´referencia´, a la baja, y en muchos casos ni siquiera se alcanzaba. Otro de los reclamos tiene que ver con las jubilaciones: los docentes jubilados bajo el sistema nacional percibirán actualizaciones de haberes recién en el mes de junio.

CTERA apunta sus reclamos unilateralmente al gobierno nacional, mientras que los gobernadores, por su parte, han cerrado paritarias docentes muy por debajo de los índices inflacionarios, en cómodas cuotas, sumas en negro o en algunos casos directamente cerrando las negociaciones con un decreto. En Salta y Jujuy, se anticiparon a Bullrich en la implementación de protocolos antimanifestaciones, otra de las razones que invoca CTERA. No figura en el pliego de CTERA la caída completa del DNU y tampoco el rechazo a la ‘esencialidad’ educativa, cuyo propósito es coartar el derecho a la huelga.

La CTERA presenta a este paro como la "continuidad del plan de lucha", el cual no fue preparado con asambleas, ni plenarios con mandato. La ‘continuidad’ llega, en todo caso, con un mes de retraso del único paro nacional parcial, hasta la fecha, realizado el 26 de febrero, cuando muchas provincias no habían iniciado las clases, en especial la de Buenos Aires. A la semana, CTERA boicotearía el paro de los sindicatos docentes de la CGT. En todo este tiempo se dedicaron a cabildear por los pasillos del Congreso para que los diputados voten una ley que restituya el FONID y participaron de reuniones truchas con el gobierno nacional y los gobernadores, que el ejecutivo presentó como "paritarias" que nunca dieron ningún resultado. En el medio, la docencia de Neuquén protagonizó huelgas y movilizaciones de miles de docentes, aisladas por la CTERA, que no realizó ninguna acción por su triunfo. Lo mismo para la docencia de Santa Fe, que viene votando paros de 48 horas en rechazo a la paritaria de hambre del gobierno de Pullaro, sin que esto forme parte de los reclamos del paro nacional.

Este paro, con un día de anticipación, demuestra que no hay un cambio en la dirección kirchnerista del sindicato, que claramente no pretende una lucha a fondo contra Milei porque siguen la estrategia de sacarlo... en 2027, cuando se vuelva a votar fórmula presidencial. Mantienen un frente político con los gobernadores, con quienes siguen acordando paritarias miserables en las provincias.

Discutamos en asambleas y plenarios cómo continuar hacia una huelga general. Por aumento salarial del 100 % en todo el salario básico. Salario mínimo equivalente a la canasta familiar, indexado por inflación y por cargo. Defensa irrestricta del derecho a huelga. Justicia completa para Carlos Fuentealba.

LEER MÁS:

Milei oficializó la eliminación del fondo de incentivo docente La CTERA acompaña “repudiando”. Por Mariano Hermida, 31/03/2024.

Suscribite a Política Obrera