Las elecciones mendocinas

Escribe Emiliano Fabris

Tiempo de lectura: 2 minutos

En las elecciones provinciales de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo obtuvo la victoria con el 40 %, mientras que Omar De Marchi, exaliado de Cornejo y exdirigente del PRO, alcanzó el 30 %. La participación electoral rozó el 70 %, un poco por encima de las PASO. Entre voto blanco y nulo, se suma un 8 %.

A los pocos minutos de conocido su triunfo, Cornejo imploró “que se la vote a Patricia como Presidente”, quien estaba allí presente, en la búsqueda de despegar del tercer lugar que le arrojan todas las encuestas hacia las generales del 22 de octubre. Las visitas y fotos en el bunker de los ganadores no le están dando demasiado rédito. En las PASO nacionales, Bullrich-Larreta habían cosechado en Mendoza sólo el 28,2 % y el ganador, Milei, el 44 %. De Marchi, exlarretista, a quien algunos medios presentaron como el “candidato de Milei”, no recogió el volumen del pseudolibertario. Las PASO nacionales y las generales de las provincias han funcionado como un tobogán el que en una pierde en la otra y viceversa. Es una consecuencia, al menos, de los desdoblamientos electorales. En Mendoza, al menos la mayor parte de las intendencias ataron su elección a la provincial, lo cual, se dice, evitó fragmentaciones mayores.

Con el triunfo de Cornejo, JxC pasa a gobernar diez provincias, a la que podría sumarse Entre Ríos y CABA –en su mayoría de la UCR-. Pero tampoco todos los radicales son iguales, se mezclan diversas corrientes. Si Bullrich quedara fuera de carrera, se habrían acabado los días de JxC.

El peronismo realizó su peor elección desde 1983, el 14 % obtenido por Parisi. Parisi está vinculado a La Cámpora y se sintió "muy solo”, dijo, en referencia al peronsimo, acusando a sus aliados pejotistas. El peronismo perdió a nivel provincial, en algunos municipios hubo un comprobado boicot interno. Parisi no solo fue abandonado en su provincia: Massa ha prometido un “gobierno de unidad nacional” con los radicales, en los que incluía a Cornejo.

El FIT-U obtuvo un 4.23 %, unos 3000 votos más que en las elecciones anteriores, pero menos que la suma del FIT y el MST en las PASO del 2019. Quedó en cuarto lugar, atrás –lejos- del “Partido Verde”. En muchos municipios no había pasado el piso de las primarias; tampoco obtuvo votos de las organizaciones piqueteras propias. El resultado en sí mismo no es malo, pero es el de un frente en declive, sin perspectivas de salir del charco electoral, que tampoco recibe atención de un electorado confundido.

LEER MÁS:

Mendoza: el “primer balance” de la derrota del PO oficial en las PASO del FITU Por Jacyn, 15/06/2023.

Las PASO mendocinas Por Emiliano Fabris, 12/06/2023.

Nuestro balance de las elecciones provinciales Por Jorge Altamira, 12/06/2023.

FITU: no pasó las Paso municipales Mendoza. Por Julio Cesar Gudiño, 06/05/2023.

Las elecciones mendocinas, un capítulo de la crisis política nacional Por Silvia Del Plá, 12/02/2023.

Suscribite a Política Obrera