Milei congela las jubilaciones docentes

Escribe Luciana Diaz

Además, pisa los giros a las cajas provinciales.

Tiempo de lectura: 5 minutos

En la Argentina hay docentes jubilados que cobran sus haberes por el ANSES. Son los llamados jubilados docentes nacionales. Pertenecen a CABA y a las diez provincias que transfirieron sus cajas previsionales al ANSES en 1992, antes de la privatización del sistema jubilatorio. Los docentes de las otras 13 provincias, las que no transfirieron, cobran, junto con los estatales de sus distritos, a través de cajas propias. En general aportan un porcentaje mayor de su sueldo a cambio de mejores condiciones.

Jubilaciones nacionales

Los 200.000 jubilados docentes nacionales y docentes universitarios nacionales no tendrán ningún aumento en sus haberes en abril y mayo y deberán esperar hasta junio para que se les aplique un aumento.

Esto se debe a que disponen de una movilidad propia trimestral que se calcula por la variación de los sueldos de los docentes activos con aportes a la ANSES y a que Milei no los incluyó en el decreto 274/2024, que estipula un "aumento" para el resto de los jubilados.

Los aumentos diferenciados para los jubilados docentes nacionales se deben a que las leyes previsionales fijan que los trabajadores activos aportan dos puntos adicionales (13% del sueldo, en vez de 11%) y por lo tanto, se jubilan con el 82% móvil correspondiente al cargo que tenían en actividad.

Es por esto que gobierno tras gobierno intenta achatar las jubilaciones docentes dándoles el mote de "jubilaciones de privilegio". Una perfidia, cuando lo que corresponde es que todos los trabajadores tengan atada su jubilación a su salario en actividad y con una actualización automática, no trimestral.

Al igual que el resto de los jubilados, los docentes nacionales también tuvieron una fuerte pérdida en el poder adquisitivo de sus haberes en los últimos seis años, de más del 35%, sin considerar las pérdidas intermensuales. Las caídas más bruscas se sintieron en el 2018 y en el 2023. En el último año, la recuperación fue de 146,54% frente a una inflación de 211,6%, una pérdida en el poder adquisitivo del 20,9%.

En el primer trimestre de 2024 continuó la caída porque la suba en marzo fue del 27,57% versus una inflación estimada en 54,4%.

Cajas provinciales

El gobierno nacional resolvió suspender los artículos del Presupuesto 2023 que disponían el modo en que la ANSES debía liquidar mensualmente los fondos destinados a cubrir el déficit de las cajas previsionales de las 13 provincias que no fueron transferidas al ANSES en 1990.

Por ley, desde 1999, el Estado nacional está obligado a financiar el déficit de estas cajas, pero en 2024 el gobierno de Javier Milei no cumplió con el giro de fondos previstos en la prórroga del Presupuesto 2023. Es uno de los tantos pagos mensuales que tiene pisados para dibujar un superávit que no existe.

Por esto, cada jurisdicción está, al menos de forma provisoria y hasta donde se sabe, afrontando con fondos propios ese porcentaje del pago de las jubilaciones provinciales.

Tras conocerse la medida, los gobiernos de Santa Fe y Chubut adelantaron que irán a la Justicia para reclamar por el pago de los adelantos ya que consideran que es una apropiación indebida de fondos.

Por su parte, el gobierno anunció a través de X que ANSES se encuentra realizando una auditoría sobre los mismos. Una vez finalizado ese procedimiento -señala el comunicado- “el Estado nacional cumplirá en abonar los montos que correspondan”.

Lo más probable es que el gobierno prolongue esta situación indefinidamente o que reclame una "armonización" como la que se planteó durante el gobierno de Macri, y que consiste en igualar para abajo, quitando la movilidad automática o subiendo la edad para acceder a la jubilación como condición para enviar los fondos de ANSES.

El IPS

El Instituto de Previsión Social (IPS) es la caja de la provincia de Buenos Aires a la que aportan los docentes, entre otros estatales de la provincia.

Por la ley de jubilación docente bonaerense, conquistada mediante una huelga indefinida en el año 58, los docentes se pueden jubilar a los 50 años con 25 de aportes.

A pesar de estos beneficios, durante décadas esta caja tuvo superávit. Esto se debió a que el descuento realizado es mayor -16% del salario- y también a que al docente que trabaja por cargos, solamente se le computaba para la jubilacion un sueldo y un porcentaje muy menor del segundo, aunque trabajara durante los 25 años dos cargos y se le descontara por los dos de la misma manera.

A partir de la gobernación de Vidal, cuando muchos fueron obligados a jubilarse de oficio y otros decidieron adelantarse por miedo a que aumentaran la edad, la caja empezó a generar déficit. Hubo un aluvión de nuevos jubilados. A esto se le sumó que Vidal aprovechó los programas negreros que habían inventado los gobiernos anteriores para contratar a nuevos trabajadores fuera de estatuto o convenio. Así, las nuevas contrataciones constaban de monotributistas aportantes de ANSES, y le quitaban aportes al IPS, bajando la relación a 2,5 activos por cada jubilado. La caja tuvo una relación de cuatro cuando fue superavitaria y necesita 3,6 para ser autosustentable.

Otra cuestión que desfinancia a la Caja es la eximición de pagar aportes patronales que gozan las escuelas privadas por decreto y que se renueva año a año. A esto le podemos agregar los aportes descontados en el recibo a los trabajadores y que, muchas veces, no son rendidos por los agentes de retención, que son los dueños de esas escuelas. Esa deuda, en general, es condonada o pagada en cómodas cuotas. Un robo a dos bandas. Si tenemos en cuenta que además, durante los años de superávit, todos los gobernadores metieron mano a la caja, cambiando el sobrante por letras previsionales, estamos asistiendo a la crónica de un vaciamiento.

Ante esto, Kicillof viene pateando las jubilaciones docentes, convirtiendo la espera en un martirio de uno, dos o tres años. La peor situación es para los que tramitaron la jubilación inmediata y dejaron de cobrar el sueldo sin empezar a cobrar la jubilación. Los sindicatos, bien gracias.

La docencia debe estar alerta ante el menor intento de armonización y hay que reclamar la aceleración de los trámites y la actualización automática de todas las jubilaciones.

LEER MÁS:

Gobierno y "oposición" traman un nuevo ataque al salario, las jubilaciones y el derecho laboral La trastienda de la nueva “ley Bases”. Por Marcelo Ramal, 03/04/2024.

Jubilados, una crisis humanitaria Por Jacyn, 25/03/2024.

Gobierno por decreto, zarpazo a las jubilaciones La “casta opositora” aplaude. Por Marcelo Ramal, 22/03/2024.

Suscribite a Política Obrera